October 30, 2020 by Qonto

¿Cómo crear una sociedad de responsabilidad limitada?

Pasos, procedimientos y beneficios.

¿Te interesa?

Qonto es la cuenta perfecta para tu negocio.

Abrir cuenta

En nuestro país, tal y como recoge la Cámara de Comercio, existen cuatro tipos principales de sociedades mercantiles (cada una de ellas con características distintas y adaptada a diversas necesidades): 

- Las anónimas: su capital se divide en acciones que se pueden transmitir con libertad, y requieren aportar más.

- Las colectivas: son sociedades de carácter personalista en las que la gestión de los capitalistas es directa.

- Las comanditarias: variantes de las colectivas, con la particularidad de que puede haber una persona que no gestione directamente la empresa.

- Las de responsabilidad limitada, por las que el empresario no responde personalmente, con su patrimonio, por las deudas de la empresa, limitándose la responsabilidad, por tanto, a las aportaciones bajo la forma de participaciones; la sociedad de responsabilidad limitada es la forma de empresa más extendida en España. Veamos sus características principales, cómo crear una sociedad limitada y las ventajas que suponen este tipo de empresas. 


¿Cómo crear una sociedad limitada?

 

Para la constitución de esta clase de sociedad, el marco legal exige en general un capital mínimo de 3000 €, que constituye el capital de la sociedad de responsabilidad limitada que se ha de desembolsar de manera íntegra. La sociedad de responsabilidad limitada ha de contar al menos con un socio. 

Los pasos para su constitución

En primer lugar, debes proceder a registrar la denominación de la empresa. Posteriormente es el momento de las cuentas bancarias. Seguidamente, procedes a la redacción de los estatutos sociales (has de tener en cuenta que se puede proceder a la modificación de sociedad de responsabilidad limitada respecto a los estatutos), tras lo cual formalizas la escritura pública de la constitución, liquidas el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, llevas a cabo los pertinentes trámites en la Agencia Tributaria (NIF, IAE, declaración censal), te inscribes en el Registro Mercantil y, por último, podrás obtener el NIF definitivo. 

¿En qué casos es conveniente crear una sociedad mercantil limitada?

Son varias las situaciones, una vez redactados los estatutos, que pueden hacer que te interese ser el creador de una empresa de esta índole: 

- Necesidad de inversiones importantes.

- Montante alto de beneficios.

- Nivel elevado de deuda, que supera las capacidades en función de las participaciones de los miembros.

- Las necesidades impuestas por la competencia, que suele usar esta forma empresarial.

- El hecho de que las Administraciones Públicas constituyan un cliente habitual.

- Por obligaciones de tipo legal.

¿Qué empresas pueden crear esta modalidad societaria?

Todas aquellas que cumplan con los requisitos previstos en la legislación española, tal y como se refleja en nuestro apartado sobre cómo constituir una sociedad limitada.

Beneficios por ser una sociedad de responsabilidad limitada

Si bien son innumerables las ventajas, cabe destacar las siguientes: 

- El capital de la sociedad de responsabilidad limitada exigido es menor, y se desembolsa al completo.

- La responsabilidad de los miembros tiene que ver solo con las aportaciones (su transmisión también es limitada).

- Su gestión es menos compleja.

- Los trámites de creación son más sencillos.

- La imagen de marca es más profesional que en el caso de la empresa individual (autónomo).

- La presión fiscal es considerablemente menor.

Creación de una sociedad con patrimonio limitado por Internet

Cualquier persona interesada en crear una sociedad limitada puede hacerlo mediante el sistema CIRCE, es decir, por medios telemáticos. Lo primero que tienes que hacer es pedir al Registro Mercantil Central (RMC) que la denominación de tu empresa no existe ya, lo cual se puede conseguir desde el sitio web del Registro. Lo siguiente que debes hacer es cumplimentar el Documento Único Electrónico (DUE) y proceder a su envío desde CIRCE. 

Ahora bien, para ello has de disponer previamente de tu certificado electrónico, o bien optar por formalizarlo a través de los Puntos de Atención al Emprendedor (PAE). Una vez indicado el importe del patrimonio, deberás especificar la aportación, dineraria o no dineraria, de cada socio. Con posterioridad tendrás que mandar el DUE y el sistema informático procederá a la gestión de una cita en la Notaría para que se te pueda conceder la escritura pública que dé fe de la creación de la sociedad. El siguiente paso, que realiza de forma automática el sistema, es pedir el NIF provisional, el alta censal, los trámites relativos a la Seguridad Social, etc. La Agencia Tributaria, por su parte, notificará a través de un profesional la confirmación del NIF definitivo, finalizando de esta forma el proceso. Además de estos trámites, tal y como recoge la Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, organismo perteneciente al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, podrás formalizar los siguientes servicios que te otorgarán una serie de derechos como administradores y socios: 

- Inscripción en la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

- Solicitud de la reserva de marca en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).

- Solicitud de licencia al consistorio.

- Comunicación de los contratos laborales al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Sin embargo, debes tener en cuenta que todavía hay trámites que no pueden realizarse online en todas las comunidades autónomas. Por ejemplo, salvo en Madrid y en Murcia, aún no es posible comunicar la apertura de la empresa, si ya dispones de trabajadores contratados. Además de esto, tampoco se puede conseguir y legalizar los libros contables ni la inscripción en organismos oficiales distintos. Esta situación es una buena muestra de que debes conocer muy bien la legislación no solo nacional, sino también a nivel autonómico. 

¿En cuánto tiempo puedes crear la empresa?

El plazo medio de creación de este tipo de compañías es de tres días en la actualidad. 

Servicios, cuentas y derechos de las sociedades limitadas y sus administradores con los bancos

Partiendo de la premisa de que es obligatorio abrir una cuenta de empresa, la cantidad inicial a depositar en cualquier banco es de 3000 €, sin comisiones de ningún tipo en la mayor parte de los bancos. Para ello, según el procedimiento tradicional, debes llevar a la entidad bancaria el certificado y abrir la cuenta a nombre de tu empresa. El certificado obtenido en el banco es el que deberás entregar con posterioridad en la notaría. 

¿Cuál es el coste de constituir una sociedad limitada (por ejemplo, en el sector del comercio)?

Los gastos por crear tu sociedad limitada son, además de la aportación ya referida de los 3000 € iniciales, los siguientes:

- Abonar entre 40 y 100 € por registrar tu empresa.

- Afrontar el pago de la cuota mensual a la Seguridad Social (en torno a unos 3.000 extras al año).

- Hacer frente a un conjunto de obligaciones fiscales, como por ejemplo elaborar los libros contables.

- Encargar las gestiones de esta índole a gestorías o asesorías. Este tipo de gestiones suelen tener un coste aproximado de entre 130 y 150 €, siempre en función del tipo de servicio del que desees disponer.

- Los gastos derivados de la compra o el alquiler de un local donde desempeñar la actividad laboral.

- Por último, es muy importante que elabores un buen plan de viabilidad para que no sea necesario proceder a la modificación de sociedad de responsabilidad limitada, pues, aunque es posible, supone un aumento considerable de los trámites, con la consecuente pérdida de tiempo, dinero, etc. 

Crea tu empresa con Qonto

Lo hacemos todo por ti. Por internet. Tú solo tendrás que firmar ante notario.

Qonto creación de empresas