February 10, 2020 by Qonto

Gastos deducibles autónomos sin ingresos: ¿Qué deberías tener presente?

Los autónomos suelen afrontar una gran cantidad de gastos cuando comienzan su actividad. ¿Son deducibles?

¿Te interesa?

Qonto es la cuenta perfecta para tu negocio.

Abrir cuenta

Además de la aportación a la Seguridad Social, muchos autónomos afrontan una avalancha de gastos al comienzo de su actividad. La mayoría se tratan de compras de productos y pagos de servicios que se requieren para poner en marcha el negocio en cuestión. En cambio, las ganancias llegan a cuentagotas.

Desafíos al inicio de un negocio como autónomo

Antes de abrir tu negocio, es posible que tengas que adquirir equipos, mobiliario o la mercancía que vas a vender.

O tal vez alquiles un local comercial y tengas que invertir en reformas a fin de adaptarlo a tus necesidades o a la normativa vigente. 

Debido a los factores antes mencionados, muchos autónomos registran únicamente gastos durante los primeros meses.

Si estás en esta situación, es posible que te preguntes: ¿Es posible presentar una declaración de IRPF en la que no exista ningún ingreso? ¿Puedo solicitar la devolución del IVA soportado en una situación así? Antes de dar respuesta a estas preguntas, veamos en qué consisten los gastos a deducir autónomos.

¿Qué son los autónomos gastos deducibles IRPF?

Se define como un gasto que se relaciona directamente con la actividad económica de un autónomo o empresa, y cuyo impuesto puede ser devuelto por Hacienda al presentar la declaración correspondiente. Puedes deducir gasto cotización autónomo sin ingresos gastos, tanto al presentar tu declaración de IVA como de IRPF.

¿Cuáles son gastos deducibles autónomos sin ingresos?

Hablemos de los desembolsos que abiertos a deducción como trabajador por cuenta propia.

  • Amortizaciones del ejercicio deducibles
  • Arrendamientos y cánones
  • Consumos de explotación
  • Contratación de profesionales independientes
  • Cotizaciones a la Seguridad Social
  • Gastos financieros
  • Impuestos deducibles
  • Incentivos al mecenazgo
  • Pérdidas debido a insolvencia de los deudores
  • Reparación y mantenimiento
  • Seguros sanitarios
  • Sueldos, salarios y otros gastos relacionados con el personal

¿Qué piensa Hacienda de los autónomos sin ingresos?

La Administración Tributaria considera normal que los profesionales por cuenta propia inicie su negocio con más pérdidas que ganancias, incluso con nulos ingresos. Por consiguiente, está abierta a admitir liquidaciones que incluyan solamente autónomos gastos deducibles IRPF. 

Ahora bien, hay algo que debes entender sobre este tema. Por ley, los gastos a deducir autónomos están inseparablemente ligados a la obtención de ingresos. En otras palabras, las adquisiciones y pagos relacionados con tu negocio deben tener el objetivo de generar ganancias para tu negocio.

Si la falta de ingresos se prolonga durante varios meses, Hacienda podría concluir que, en realidad, no estás llevando a cabo ninguna actividad económica, y que tu registro como autónomo no es más que un medio para recuperar el IVA de tus gastos personales.

De lo anterior se desprende que si quieres evitar problemas, debes hacer todo lo posible por limitar tus gastos y comenzar a generar ganancias cuanto antes.

¿Cómo aumentar la posibilidad deducir gasto cotización autónomo sin ingresos?

La Administración Tributaria podría rechazar la deducción de impuestos si no has obtenido ingresos, incluso si tus gastos son reales. Para reducir las probabilidades de que esto ocurra te sugerimos tomar dos medidas.

En primer lugar, debes justificar tus desembolsos de manera adecuada. Es importante presentar la facturas o demás documentos válidos en los registros contables correspondientes, y hacerlo en el período indicado.

Por otro lado, tus gastos deben ser fáciles de deducir. Un ejemplo gastos deducibles autónomos son los de aquellos que operan en un local abierto al público. Si ese es tu caso, no deberías tener problemas para recibir la devolución de impuestos, ya que es evidente que un establecimiento requiere el pago un alquiler, el pago de servicios de electricidad, agua, teléfono o internet.

Si eres un autónomo que se dedica al ramo de la construcción, la composición, la pintura o la escritura, es normal que acumules gastos por un tiempo más o menos extenso antes de recibir ingresos.

Otro ejemplo gastos deducibles autónomos legítimos son los que proceden de la compra de mercancía hecha a un proveedor, considerada un consumo de explotación.

Para demostrarle a Hacienda que recibirás el pago correspondiente al concluir tus servicios, deberás presentar un contrato que indique claramente la fecha en que recibirás el pago acordado.

Por otro lado, hay gastos particularmente difíciles de deducir. Tal es el caso del consumo del teléfono móvil, las dietas laborales, los billetes de transporte y la carga de combustible para el vehículo.

La cuenta Qonto para autónomos

El plan Solo de la cuenta Qonto ayuda a los autónomos a gestionar fácil y rápidamente sus ingresos y gastos. ¿No conoces Qonto?

Probar Qonto