April 14, 2020 by Qonto

¿Cómo deducir el seguro de gastos médicos para autónomos?

Exploramos las posibilidades que ofrecen las primas del seguro médico como gasto deducible.

¿Te interesa?

Qonto es la cuenta perfecta para tu negocio.

Abrir cuenta

Como autónomo, no solo tienes derecho a desgravar del IRPF el gasto directamente vinculado con tu actividad profesional. La autoridad fiscal permite la deducción de otros gastos, como los relacionados con la salud. En esta ocasión, hablaremos de un gasto deducible en especial: el de las primas del seguro médico.

¿Por qué contratar un seguro médico?

Menos de la tercera parte de los autónomos disponen de un seguro médico privado. Con el paso de los años, contratar uno con una empresa aseguradora ha llegado a ser una necesidad ante la lenta y deficiente atención de la Seguridad Social. Esto debido al incremento de asegurados y al poco personal médico disponible.

El creciente interés de los españoles por contratar un seguro de salud para ellos, así como su cónyuge e hijos, ha motivado a las empresas aseguradoras en España a mejorar sus ofertas y su cobertura, y a diversificar sus productos.

Por otro lado, más que cualquier otro colectivo, el autónomo necesita atención médica urgente y de calidad en caso de una enfermedad o un accidente que lo obligue a cesar su actividad de forma temporal o permanente. Durante su recuperación, los ingresos que percibirá serán mínimos, si acaso recibe una parte. En esta condición, le será difícil cubrir el gasto médico.

Por cierto, junto con el seguro de salud, te recomendamos contratar uno de baja laboral que te permitirá cobrar una indemnización en caso de que no puedas desarrollar tu actividad por las razones antes expuestas.

¿Quiénes pueden deducir impuestos en la declaración el seguro médico?

Ante la saturación de la Seguridad Social, Hacienda alienta a los autónomos a contratar su propio seguro médico con alguna de las empresas que hay en el mercado. ¿Cómo lo hace? Ofreciendo beneficios fiscales.

En años recientes, la ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) se modificó para que los trabajadores por cuenta propia tengan derecho a deducir el gasto implicado en el pago de las primas a las empresas aseguradoras.

Ahora bien, el autónomo no es el único que puede hacer deducible su gasto en seguros de salud. Por ley, también tiene derecho a desgravar del impuesto sobre la renta el gasto médico de cada miembro de la familia que cumpla con los requisitos. Específicamente, tu cónyuge y cada uno de tus hijos menores de veinticinco años con los que convivas son objeto de este beneficio fiscal.

¿Existe un máximo a lo que puede deducir un trabajador por cuenta propia?

Al contratar un seguro médico, debes ser consciente de que hay un máximo para el gasto deducible de tu declaración, y que la parte excedente se tributará como rendimiento en especie. Este es de 500 euros por cada individuo.

En caso de que tú, tu cónyuge o tus hijos sufran de alguna discapacidad reconocida, el pago deducible del seguro puede aumentar hasta 1500 euros, considerando que el precio del seguro de salud para las personas en esta condición es más elevado. Por último, cabe señalar que también existe un máximo para la deducción total de todos los seguros de la familia. Los beneficios fiscales no superarán los 4500 euros.

¿Cómo deducir el seguro de salud como trabajadores por cuenta propia?

 

Al rellenar el modelo 130 para realizar su declaración del impuesto sobre la renta, los autónomos o la empresa de gestoría que los represente deberán indicar si desean hacer deducible su póliza de salud en pagos fraccionados a lo largo del año o en una sola exhibición.

Siempre deberás contar con toda la documentación que te permita justificar la deducción de tu seguro médico. Esto incluye la póliza del seguro y los recibos bancarios del pago de las primas a la empresa aseguradora, tanto las tuyas como las de tu familia. Así estarás listo en caso de que recibas una visita de los inspectores fiscales.

Como existen límites, por ley, a lo que los trabajadores pueden desgravar del IRPF en gastos médicos, debes ser capaz de demostrar la cuantía exacta de los seguros que pagas por cada uno de los beneficiarios.

Contrata un seguro médico y así estarás listo en caso de imprevistos. Y al tratarse de un gasto deducible, el impacto económico no será tan fuerte si te acoges al beneficio fiscal que te ofrece Hacienda.