October 08, 2020 by Qonto

¿Qué es la licencia de apertura de un negocio?

Este documento oficial acredita el cumplimiento de la normativa necesaria para desarrollar tu actividad.

¿Te interesa?

Qonto es la cuenta perfecta para tu negocio.

Abrir cuenta

Se denomina licencia de apertura y actividad a la concesión que a nivel municipal se otorga al responsable de un negocio para que pueda desempeñar una determinada actividad comercial, industrial o de prestación de servicios dentro de un local, oficina o nave. Se trata en definitiva de un documento oficial que acredita el cumplimiento de las condiciones normativas necesarias para el desarrollo de la actividad en cuestión y los requisitos de habitabilidad dentro de las instalaciones donde esta vaya a llevarse a cabo. Autoriza por tanto a desarrollar una actividad en un local determinado, indicando las condiciones técnicas, jurídicas y de funcionamiento de dicha actividad en ese local en concreto.

¿Vas a abrir tu propio negocio?

Si vas a comenzar pronto tu aventura empresarial abriendo una empresa pequeña o mediana, Qonto crea tu empresa por ti, te abre una cuenta para empresas 100 % online y deposita tu capital social (Qonto es servicio bancario con una cuenta corriente dedicada a simplificar los trámites financieros de pymes y autónomos). Con el sistema de creación de empresas de Qonto, puedes guardar tu dinero hasta el final y abrir una empresa en menos de una semana, sin hacer ningún trámite. Solo tendrás que firmar ante notario. Además, obtendrás un asesoramiento exclusivo para clientes de Qonto por parte de nuestros colaboradores, la notaría Diagonal550 y la gestoría online para pymes y autónomos Txerpa.

Si te interesa nuestro servicio y necesitas más información al respecto, puedes consultar esta página y rellenar el formulario para que nos pongamos en contacto contigo.

¿Quién necesita pedir una licencia de actividad?

La Ley 12/2012 de Medidas Urgentes de Liberalización del Comercio establece que solo tendrán que pedir la licencia de actividad quienes desarrollen actividades con locales de venta al público de más de 300 metros cuadrados de superficie o, aun siendo inferior, resulten perjudiciales para la salud pública, el medio ambiente, la seguridad o el patrimonio histórico.

Para el resto de locales basta con rellenar lo que se conoce como Declaración Responsable, en la que el interesado, bajo su responsabilidad, manifiesta que cumple con la normativa sectorial vigente para la apertura del local y el ejercicio de la actividad comercial o profesional de que se trate.

Vigencia y renovación de la licencia

La licencia de actividad no tiene una fecha de caducidad propiamente dicha, de modo que seguirá vigente siempre que en el local en cuestión siga desarrollándose la misma actividad para la que fue concedida y por el mismo titular.

Se exige, por el contrario, renovar la licencia cada vez que se modifique la actividad desarrollada en el establecimiento o las condiciones estructurales de este último.

No obstante, si únicamente cambian los propietarios del negocio, como sucede por ejemplo en los casos de traspaso, bastará con solicitar una transmisión de la licencia que acredite el cambio de titularidad.

Por lo demás, las licencias de apertura y actividad pierden su vigencia por la inactividad o cierre del negocio durante más de seis meses.

Sanciones por carecer de licencia de apertura

Abrir un local para desarrollar un negocio sin contar con la oportuna licencia de apertura y actividad supone una infracción de la ley que, como tal, lleva aparejada una multa, además del precintado o cierre del negocio. Las sanciones se imponen a nivel local o autonómico y varían en función de cada Ayuntamiento o Comunidad Autónoma, pudiendo llegar hasta los 3000 euros.

Las únicas actividades que se hallan exentas son aquellas de tipo artesanal, artístico o profesional que se realicen en el propio domicilio del interesado, siempre y cuando no se produzca venta o atención directa al público ni se cause tampoco molestias a los vecinos.

Tipos de licencias de apertura y actividad

En función de cuál sea la actividad de tu negocio y de las molestias, daños y/o riesgos asociados a aquella, pueden distinguirse dos tipos de licencias de apertura y actividad:

  • Licencias para actividades inocuas. Se trata en este caso de negocios no susceptibles de generar molestias, causar daños en el medio ambiente ni poner en riesgo la salubridad de las personas. Por todo ello, el trámite para obtener la licencia de apertura resulta más rápido y sencillo, requiriendo de menos datos, comprobaciones y documentación.
  • Licencias para actividades calificadas. Se enfocan hacia aquellos negocios considerados molestos, insalubres, nocivos y/o peligrosos. La documentación necesaria para conseguir la apertura y actividad de estos negocios es bastante más compleja. De hecho, se debe presentar un completo proyecto técnico y su aprobación por parte del Ayuntamiento acostumbra a alargarse varios meses.

¿Cómo obtener una licencia de apertura?

Previamente a iniciar los trámites necesarios para conseguir la licencia, hay que empezar por comprobar que la normativa municipal permite realizar la actividad que se desea dentro del área donde se halle el local, nave u oficina.

Constatada tal información, los siguientes pasos dependerán ya del tipo de actividad y del local donde vaya a desarrollarse. Así, si mi local es de menos de 300 metros cuadrados de superficie y la actividad realizada es de las consideradas inocuas, bastará con rellenar el formulario de declaración responsable a que antes se hizo referencia. Según las exigencias específicas de cada Ayuntamiento, esta declaración deberá ir acompañada de determinados documentos, tales como el contrato de alquiler o las escrituras de propiedad y los planos del emplazamiento.

En el resto de casos es necesario redactar un informe técnico que incluya planos elaborados por un profesional experto en la materia, lo que exige ponerse en contacto con un arquitecto, aparejador o ingeniero técnico acreditado.

Tratándose actividades calificadas, será necesaria asimismo la presentación de un proyecto técnico que incluya informes urbanísticos, sanitarios, de seguridad, industriales, jurídicos y medioambientales.

La documentación presentada deberá poner un especial énfasis en aspectos tales como la accesibilidad de las personas discapacitadas, la insonorización (en el caso de bares, discotecas, talleres o similares), la normativa en caso de incendio y la higiene y manipulación alimenticia, esto último sobre todo en negocios dedicados a la venta de alimentos. En el caso de que deban realizarse reformas y obras en el establecimiento, será imprescindible tener también las correspondientes licencias para todas ellas.

Tanto el informe como el proyecto han de ser visados por el Colegio Oficial al que pertenezca el profesional o empresa que lo redacte, lo que encarece aún más el presupuesto.

La solicitud está asimismo sujeta al pago de tasas municipales que cada Ayuntamiento puede fijar en función del tipo de actividad, el tamaño del local y la relevancia de la calle donde este se ubique.

Qonto crea tu empresa por ti

Constituimos tu empresa y depositamos el capital social en tu nueva cuenta negocio.

Abrir empresa