September 17, 2020 by Qonto

Tarjeta virtual Bankia vs. tarjeta virtual Qonto

Tanto Bankia como Qonto ofrecen tarjetas virtuales. ¿Cuáles son más convenientes para tu empresa? ¿Cuál es la política de comisiones en cada caso? ¿Y de mantenimiento? ¿Ambas son prepago? Encontrarás la respuesta a esto y mucho más, en nuestro comparador.

¿Te interesa?

Qonto es la cuenta perfecta para tu negocio.

Abrir cuenta

Vamos a comparar la tarjeta virtual de Bankia con la tarjeta virtual Qonto, en un contexto de cuenta de empresa. En este post recabamos información sobre todo ello, por lo que te servirá de comparador sobre este sistema de pago en soporte virtual, para que puedas comprender qué banco es tu mejor opción. ¿Todas ellas tienen seguros asociados? ¿Podrían utilizarse para dejar a cero el saldo de hipotecas de la empresa? ¿Pueden funcionar como mecanismos de inversión?

En qué consisten estos productos virtuales

Aunque ya hemos dedicado otros posts a estos productos de soporte virtual, te recordamos brevemente en qué consisten. Esta forma de pago, pensada para comprar por internet, carece de soporte físico: es una tarjeta sin plástico, ni chip ni ningún otro material. Y con costes más bajos, por lo que suponen un ahorro con respecto a sus ‘hermanas tradicionales’. Solo cuenta con un número, una fecha de caducidad y un código de seguridad, para que los clientes puedan comprar. Lo más habitual es que sean prepago y, por tanto, a débito. Es decir, no sirven de solución si lo que se buscan son préstamos, algo que sí podrían hacer las de crédito. Y suelen tener comisión de alta y cuota mantenimiento, aunque en ocasiones pueden ser gratuitas y prescindir de dicha comisión.

El objetivo de este texto no es el de servir de simulador, sino más bien el de ser un comparador entre las tarjetas virtuales de Bankia y de Qonto, aunque te adelantamos que lo adecuado no es hablar de mejores y ni peores opciones, sino de productos más o menos adecuados para tus necesidades. Y como veremos, las de Qonto están enfocadas a autónomos y empresas.

Aspectos comunes de ambas

Las tarjetas virtuales de Bankia y de Qonto tienen muchas similitudes entre sí, aunque también grandes diferencias, que veremos más abajo. Esta es una lista de semejanzas entre ambos productos:

  • No se solicitan en oficinas, sino a través de internet (lo que se suele llamar servicio de banca online), ya sea por medio de la web o de una aplicación móvil. En el caso de Bankia, es imprescindible el uso de Wallet. 

  • No permiten la retirada de dinero en las oficinas del banco, sino que su uso es principalmente para realizar compras por internet

  • Llevan seguros asociadas a ellas, muy especialmente enfocados a la devolución de dinero en el caso de cancelaciones de vuelos

  • Tienen la misma vida útil que la tarjeta de formato físico a la que van asociadas, puesto que comparten fecha de caducidad

Diferencias entre ambos productos virtuales

La razón de ser de este comparador es, lógicamente, ver las diferencias entre los productos de un banco y otro. Por ello, las enumeramos a continuación para tu información.

Las de Qonto no son prepago

Una de las diferencias más importantes es que las tarjetas de Bankia son prepago: debe haber fondos antes de que el cliente realice su compra. Sin embargo, con Qonto son extensiones de las tarjetas en soporte físico. Es decir, no es una tarjeta prepago, no hace falta recargar fondos ni hacer depósitos en ellas, sino simplemente establecer un límite mensual.

Forma de pago para cuentas con varios usuarios

Como se puede deducir a través del simulador web de Bankia, la tarjeta virtual de esta banca va enfocada al uso individual (el titular de la cuenta), mientras que las de Qonto son aptas para empresarios individuales, pero también ideal para cuentas con varios usuarios, pues se dan varias por cuenta, a título individual (para cada empleado). Es decir, son perfectas para autónomos de varios empleados y empresas. 

Imaginemos una compañía que, por su propia política, quiere hacerse cargo de los gastos de los alquileres de coche o moto que sus empleados necesitan en viajes fuera de la ciudad. En ese caso, puede crear una tarjeta virtual para cada uno de ellos, de tal manera que éstos pueden pagar dichas reservas de coche o moto con la tarjeta generada. Pero lo mismo ocurre si se quieren afrontar así los gastos de papelería, vuelos, un servicio de couching y un largo etcétera. De esta manera, es muy fácil echar cuentas para monitorizar estos gastos puntuales o recurrentes, imprescindibles para la vida y funcionamiento de la compañía

Comisiones y límites

Lógicamente, cada banca tiene su política de comisiones y límites con respecto a estos productos virtuales, que no necesariamente han de tener el mismo importe que las de soporte físico. En el caso de Bankia, la cuota de alta y mantenimiento es de 10 €, mientras que la recarga máxima que puede realizar el cliente es 1500 € en cada uno de los depósitos. En cambio, en Qonto es diferente; tiene hasta 5 incluidas en la suscripción mensual, según el plan escogido, (si se necesitan aún más tarjetas, cada una tendrá un coste extra de 2 € al mes) además de que puede haber ofertas puntuales para conseguirlas gratuitamente, prescindiendo de cualquier comisión. Y por lo que respecta al límite de pago, la cantidad máxima que se puede establecer es de 20 000 € por cada 30 días naturales. Es decir, se puede usar como una herramienta para realizar depósitos puntuales a los empleados para sus gastos, o bien para establecer un presupuesto máximo al mes, el cual no podrán superar.

Otras consideraciones sobre estos medios de pago

Como decíamos, estos productos están pensados para realizar compras online o para controlar gastos de empleados, como los mencionados del alquiler de coche o moto. En este caso se pueden considerar no como un gasto sino como una inversión para la compañías, puesto que comporta un ahorro en tiempo y dinero: son fáciles y rápidas de monitorizar por parte de los responsables de la empresa. 

Y dado que no son tarjetas de crédito, el cliente puede darles también un uso muy distinto. Por ejemplo, para cancelar préstamos. Si estuviéramos hablando de una tarjeta de crédito, esto sería una práctica totalmente desaconsejada, pues llevaría al deudor a un círculo vicioso de deudas de las que no puede salir. Sin embargo, estas tarjetas virtuales están vinculadas a los fondos de una cuenta, por lo que es posible usarlas para dejar a cero el saldo de hipotecas, como podría hacerse con cualquier tarjeta de débito de formato físico, con una transferencia o incluso depositando efectivo en las oficinas del banco.

Dado que con Qonto estas tarjetas disponen de hasta 20 000 € por periodos de 30 días, las pueden emplear los autónomos y las empresas para cancelar préstamos de maquinaria, dejar a cero el saldo de hipotecas de locales comerciales, correr con los gastos de los seguros de vida de sus empleados, pagar alquileres de naves industriales y otros muchos gastos similares.

Si necesitas más información sobre estos productos, puedes ponerte en contacto con nuestro servicio al cliente a través del chat que encontrarás en qonto.com/es. Puedes probar Qonto a través de nuestra demo online, pero si decides contactarnos podremos ayudarte a elegir las mejores opciones para cada caso, sea cual sea su soporte (físico o virtual). Estamos seguros que todas ellas son soluciones eficaces para tu actividad, no siendo un gasto sino una inversión para lograr ahorro en tiempo y costes.

Síguenos en nuestras redes (facebook y twitter) y en nuestro blog para estar al tanto de todas las novedades.

¿Quieres probar las tarjetas virtuales de Qonto?

Qonto es el único banco digital concebido para pymes y autónomos. Prueba nuestra cuenta gratis y nuestras tarjetas físicas y virtuales.

Abrir cuenta