November 25, 2021 by Qonto

Tarjeta virtual La Caixa vs. Tarjeta virtual Qonto

La tarjeta virtual de Caixabank (antigua La Caixa) y la de Qonto son parecidas, pero tienen ciertas diferencias. En este texto te daremos información al respecto y te contaremos los puntos fuertes de cada una de ellas.

¿Te interesa?

Qonto es la cuenta perfecta para tu negocio.

Abrir cuenta

¿Son tarjetas de crédito? ¿Visa o Mastercard? ¿Tienen seguros asociados? ¿Cómo funcionan y qué comisiones debo pagar? ¿Requieren de recarga o depósitos en cuenta? ¿Debo tener fondos en mi cuenta para usarla? ¿Las puedo asignar a los trabajadores de mi plantilla? Sigue leyendo para ver todo ello y poder salir de dudas.

Unas cuestiones preliminares

Caixabank fue una de las primeras entidades de España en dar un paso adelante en innovación y apostar por la cybertarjeta para comprar por Internet, un servicio que promocionó con abundante publicidad. Al inicio era más bien un servicio de cartera digital que ha ido modificándose hasta la actualidad, bajo el nombre de Caixabank Wallet. Por su parte, nuestro neobanco Qonto ha considerado esta forma de pago virtual como un elemento básico de su operativa, siendo una extensión de las tarjetas One. En ambos casos, se contratan a través una opción del menú en los servicios de banca digital, sin necesidad de acudir a ninguna oficina.

Es importante recordar, además, que las tarjetas virtuales son similares a las físicas contactless, en el sentido de que tienen sus datos imprescindibles, como son un número, una fecha de caducidad y un código de seguridad. Sin embargo, no se pueden tocar… ni robar, de ahí la innovación y el plus de tranquilidad que dan a sus usuarios frente a terceros. Su uso es principalmente el de realizar compras, y en concreto las compras por internet, por lo que no están concebidas como herramienta financiera a modo de préstamos, como veremos también más abajo. 

En qué se parecen ambas tarjetas

Como decíamos, estos dos productos de tipo virtual tienen diferencias, pero primero debemos buscar sus semejanzas para entender las ventajas de esta forma de pago.

No son tarjetas prepago ni de crédito

Un número importante de tarjetas virtuales del mercado funcionan con el sistema prepago, algo muy destacado en las campañas de publicidad: cada vez que se usan se deben recargar para tener fondos con los que afrontar la compra web. Pero no todas son así: tanto CaixaBank apuesta por vincular la tarjeta virtual a una tarjeta física contactless y hacerlas funcionar como una extensión de ellas, sin necesidad de recargar saldo. Y la tarjeta virtual de Qonto funciona exáctamente igual que una física, unida directamente al saldo de la cuenta corriente (con límites de pago configurables por el administrador de la cuenta). No obstante, conviene puntualizar que Caixabank sí ofrece esta opción prepago en su Wallet sin asociarse a cuentas, con recarga a través de sus servicios de banca online, como decíamos al inicio.

Por otro lado, las tarjetas de ambas entidades funcionan a débito y no a crédito. Es decir, si tu idea es usar una tarjeta como una herramienta financiera que te facilite préstamos, esta no es una solución factible, pues si no hay saldo en la cuenta vinculada a la tarjeta, la compra no se podrá efectuar. Con estas tarjetas virtuales de débito, el uso es libre para compras por internet, con el único límite que estipule el cliente o, en el caso de Qonto, 20 000 € de tope al mes, aunque el usuario puede encontrar una opción en el menú para cambiar a una cantidad menor en cualquier momento.

Cuestan poco dinero

La entidad bancaria Caixabank ofrece su cybertarjeta gratuitamente, sin comisiones. Qonto también incluye varias tarjetas virtuales en la tarifa correspondiente a cada plan mensual. Y ofrece tarjetas virtuales gratis en ocasiones especiales, como en campañas de lanzamiento. No obstante, Qonto no harás un desembolso grande de dinero al año, pues el coste por cada tarjeta virtual adicional que pidas es más bajo que el de una tarjeta física: 2 € al mes (24 € al año).

En qué se diferencian ambas tarjetas

Para que puedas ver si tu mejor opción es una u otra, debes conocer las diferencias existentes entre ambas tarjetas. Y se pueden destacar dos: los seguros y el tipo de cliente al que van dirigidas.

Cliente particular frente a cliente profesional

En el caso de Caixabank, la tarjeta de esta entidad bancaria está pensada para un perfil particular, aunque nada impide que la pueda usar una empresa. Sin embargo, con Qonto este sistema de pago está claramente enfocado a autónomos y empresas, puesto que a una misma cuenta corriente se pueden vincular varias virtuales, asociando cada una a un empleado concreto. Algo ideal para poder gestionar desde un mismo sitio (móvil u otros dispositivos conectados a internet) los gastos profesionales de la plantilla, agilizando las cuentas, sin necesidad de hacer depósitos y sin incurrir en una irregularidad legal en ningún momento.

Qonto ofrece seguros de viajes

Las tarjetas virtuales de Qonto tienen las mismas ventajas que las físicas. Y una de ellas es su seguro de viajes, un servicio señero de Mastercard, la compañía que gestiona la tarjeta. Con este seguro no solo se puede comprar con seguridad sino que además se puede solicitar un reembolso por vuelo cancelado, equipajes perdidos en el aeropuerto o cualquier otro problema de terceros a nivel legal. Por ello, se entiende que es un tipo de tarjeta especialmente pensado para los viajes de negocios (fuera o dentro de España) y gastos online de empresas, como las reservas de servicios a través de internet o las compras online de mobiliario de oficina. 

En cambio, la tarjeta de CaixaBank, que es de Visa, solo ofrece el servicio CaixaProtect para proteger los datos de la transacción al comprar por internet o bien para implementar algún código extra en los pagos. Pero no lleva asociado de entrada otro tipo de seguro, aunque quizás se pueda ser contratado de manera independiente en las oficinas de la entidad. 

En resumen

Aunque tienen algunos puntos en común, ambas tarjetas no son exactamente iguales. Si quieres comprar con ella productos o servicios de tu actividad profesional a través de internet, la de Qonto se perfila impone entre las opciones más adecuadas para autónomos y negocios, especialmente si tienes empleados a tu cargo y éstos deben realizar pagos a cuenta de la empresa.

Pero, a la vez, recuerda que no son tarjetas de crédito ni tampoco son tarjetas prepago, por lo que sólo podrán ser una solución si deseas pagar a débito al hacer todas las compras online. De lo contrario, te conviene buscar una alternativa en otras oficinas bancarias.

Si necesitas ampliar información sobre ellas o conocer las opciones a seguir para hacerte con una, puedes ponerte en contacto con nuestro servicio al cliente en support@qonto.com. Y si ya tienes todo claro sobre cómo funcionan y te quieres cambiar a este sistema, puedes contratarlo directamente en nuestra web o en nuestra aplicación móvil.

¿Quieres probar las tarjetas Qonto?

Abre una cuenta corriente de empresa en 15 minutos, 100 %. Accede a varias tarjetas físicas y virtuales Mastercard para tu negocio y a una aplicación rápida y completa.

Abrir cuenta