Gastos de una empresa

El crecimiento y buenos resultados de una empresa no solo dependerán de sus ventas, sino de la forma que gestione sus finanzas, en especial aquellas que están comenzando.

1 mes gratis - Sin permanencia

image

Gestiona tus gastos con una cuenta de empresa online

Controla tus gastos por anticipado configurando diferentes método de pago

Supervisa todas las transacciones con las notificaciones personalizadas

Asigna presupuestos específicos a cada equipo usando cuentas múltiples

Delega la organización de transferencias y limítate a validar o rechazar

¿Cuáles son los principales gastos de una empresa?

Gastos de empresa

1. Personas

2. Servicios

3. Empresa

4. Impuestos

Aunque no hay patrón específico en los gastos, ni todas las empresas tienen la misma situación, si se pueden mencionar algunos en los que la mayoría de las pymes incurren. Conocerlos ayuda a planificarlos y hacer los análisis necesarios para que la empresa mantenga su margen rentable. Los más importantes son los que aparecen listados a continuación.

Gastos personales, ya sea en viaje laboral de los trabajadores, hospedaje, dietas y demás.

Salarios de los empleados.

Contratación de un profesional o profesionales, gestorías, personal contable u otros terceros especializados en áreas ajenas a la empresa.

Pago de servicio externos, lo que no es más que el pago de facturas a otras empresas para que realicen actividades necesarias para tu negocio (incluye formación para empleadosmanutención, suscripciones a herramientas, etc.).

Servicios bancarios y todo lo referente a entidades similares.

Gastos en seguros.

Publicidad, marketing, promoción, comunicación y demás conceptos similares para atraer clientes.

Alquileres, normalmente todo lo relacionado con el arrendamiento de locales y equipos necesarios para desarrollar la actividad empresarial.

Gastos de por suministros o concepto diferente a las compras y que responde a aquellos productos o servicios que no pueden almacenarse, por ejemplo, la corriente.

Transporte y movilidad, tanto lo que corre por la empresa como lo solicitado a terceros.

Compras de materiales y recursos necesarios ya sea para su comercialización o para la producción de otros productos y servicios (se incluye material de oficina).

Reparación, limpieza y mantenimiento del equipamiento y artículos necesarios para el funcionamiento del negocio.

Pagar la seguridad social y todo el marco legal estipulado en España con este tipo de pago en pymes y autónomos.

Gastos financieros, en los que se deben incluir además de intereses de préstamos, los descuentos, comisiones y otros.

IVA soportado, aquel que responde a la compra de bienes y servicios, además de otros tributos.

¿Cuáles son los principales gastos de una empresa?

Gastos de empresa

Aunque no hay patrón específico en los gastos, ni todas las empresas tienen la misma situación, si se pueden mencionar algunos en los que la mayoría de las pymes incurren. Conocerlos ayuda a planificarlos y hacer los análisis necesarios para que la empresa mantenga su margen rentable. Los más importantes son los que aparecen listados a continuación.

1. Personas

Gastos personales, ya sea en viaje laboral de los trabajadores, hospedaje, dietas y demás.

Salarios de los empleados.

Contratación de un profesional o profesionales, gestorías, personal contable u otros terceros especializados en áreas ajenas a la empresa.

2. Servicios

Pago de servicio externos, lo que no es más que el pago de facturas a otras empresas para que realicen actividades necesarias para tu negocio (incluye formación para empleadosmanutención, suscripciones a herramientas, etc.).

Servicios bancarios y todo lo referente a entidades similares.

Gastos en seguros.

Publicidad, marketing, promoción, comunicación y demás conceptos similares para atraer clientes.

3. Empresa

Alquileres, normalmente todo lo relacionado con el arrendamiento de locales y equipos necesarios para desarrollar la actividad empresarial.

Gastos de por suministros o concepto diferente a las compras y que responde a aquellos productos o servicios que no pueden almacenarse, por ejemplo, la corriente.

Transporte y movilidad, tanto lo que corre por la empresa como lo solicitado a terceros.

Compras de materiales y recursos necesarios ya sea para su comercialización o para la producción de otros productos y servicios (se incluye material de oficina).

Reparación, limpieza y mantenimiento del equipamiento y artículos necesarios para el funcionamiento del negocio.

4. Impuestos

Pagar la seguridad social y todo el marco legal estipulado en España con este tipo de pago en pymes y autónomos.

Gastos financieros, en los que se deben incluir además de intereses de préstamos, los descuentos, comisiones y otros.

IVA soportado, aquel que responde a la compra de bienes y servicios, además de otros tributos.

Saber todo sobre los gastos de empresa

¿Qué tipo de gastos puede tener una empresa?

La política empresarial trazada debe definir qué costes de materia prima y recursos pueden permitirse, para según estos establecer los precio que tendrán sus productos y servicios. Para que la empresa sea rentable los gastos generales tienen que ser cubiertos por las ventas, además de generar ingresos extras que serían el beneficio.

Lo normal es que muchos negocios o autónomos al comenzar no cuenten con un departamento que gestione su contabilidad, por lo que se hace más engorroso conocer y poder controlar mejor los gastos. Es por ello que el primer paso es identificar los tipos de gastos que existen y la repercusión de cada uno de ellos.

Los economistas tienen varias formas de clasificar los distintos gastos. Lo más común es ubicarlos en dos categorías principales: gastos fijos y gastos variables. Además, se pueden clasificar en otro grupo: los gastos directos e indirectos. Lo más complejo puede ser clasificar algunos gastos específicos, pues por sus características pueden pertenecer a una categoría u otra.

¿Cómo gestionar de manera sencilla los gastos de la empresa?

El primer paso para gestionar y optimizar los gastos de una empresa es identificarlos y clasificarlos. Lo anterior permitirá tener claridad de en qué se invierte el dinero. El próximo nivel sería controlar y calcular los gastos del año y en cada mes. Definidos el gasto mensual de la empresa y en qué se gasta, vendría bien analizar cuál de estos gastos puede recortarse sin afectar la actividad económica y productiva. A continuación, debemos establecer un plan y presupuestos que nos sirvan de centro. El presupuesto debe responder a análisis concretos de lo que debe gastar cada área en periodos determinados de tiempo, siendo así este un indicar de que has gastado o no más de lo planificado.

En un blog de internet pueden encontrarse consejos gratis e información, pero el uso de sistemas de gestión o contar con especialistas es una idea más práctica y eficiente. El banco digital Qonto ofrece una cuenta corriente de empresa dedicada únicamente a facilitar las soluciones en la gestión y simplificación de la economía de una empresa, a través de una apertura de cuenta en 15 minutos y una aplicación moderna, intuitiva y rápida que integra herramientas de funcionalidad y es compatible con otras herramientas para la gestión de una empresa pequeña o mediana (programas de contabilidad, plataformas de pago como Stripe, etc.) Para más información, consultar esta página.

¿Qué son los gastos fijos?

Las empresas tienen una serie de gastos que no varían y son estables sin importar sus ingresos, aumento de ventas y desarrollo comercial. Los gastos fijos son lo que permanecen constantes en un periodo de tiempo sin que influya en ellos el aumento o disminución de la actividad de la empresa. Por ejemplo, un pequeño negocio que tiene alquilado un local, tendrá que hacer los mismos pagos mientras mantenga dicho local sin tener en cuenta el aumento o disminución de los ingresos. Otro ejemplo muy común es el pago de la electricidad, lo que no va a depender de la actividad de la empresa. Este es el motivos por el que se clasifican como fijos.

Aquellos negocios pequeños que están comenzando tienen que tener claro los principales gastos fijos que tendrán. Entre los más comunes se pueden mencionar: alquiler, electricidad y agua, seguro, los diferentes impuestos, pagos administrativos y servicios públicos.

Gastos directos e indirectos, ¿cuándo suceden?

Para la elaboración del producto o servicio que venda la empresa es necesario incurrir en gastos directos o indirectos. Por ejemplo, una empresa de cosmética al producir un artículo de belleza, la parte clasificada como gasto directo es aquel que es necesario para producirlo, tanto materia prima como recursos humanos. Sin embargo, el gasto indirecto es aquel que aunque se involucra en la producción del artículo de belleza, no responde directamente a ello, un caso específico es el importe en transporte de todas las materias primas desde la tienda a la empresa.

¿Cuáles gastos clasifican en la categoría de variables?

Frente a los gastos fijos se encuentran los variables que se podrán ver determinados en gran medida por la actividad de la empresa. La proporción de gastar y actividad económica no es estable, sufre cambios según la etapa en la que se encuentra la empresa. Un autónomo al comenzar compra por lo general un cantidad de recursos mínimos que garanticen el desarrollo de su actividad empresarial, pero al aumentar la venta la compra de dichos materiales aumentará.

El gasto variable más común se podría decir que es la compra de materias primas o recursos básicos de la actividad que realice la empresa. Otros ejemplos que no pueden pasarse por alto son: insumos, algunos impuestos determinados que varían según las acciones comerciales de la empresa, embalajes, etc.

Vale la pena mencionar que los gastos variables se podrían controlar, lo que definiría un aumento o disminución de los mismos, ese control podría ser voluntario o involuntario. Los casos voluntarios son aquellos que responden a medidas de ahorro de los empresarios. Los involuntarios son los que dejan de depender de los procesos de gestión de la empresa, más bien se relacionan con factores externos, como es el aumento del valor del combustible o de una materia prima.

El gasto marginal es un término menos usado y su principal referencia es el gasto extra. Por ejemplo, la decisión de realizar una campaña de publicidad rápida y no prevista en el plan de marketing de la empresa, traería un coste no planificados. El aumento anterior es el que normalmente se clasifica como marginal.