June 01, 2020 by Qonto

Qué gastos hay que tener en cuenta para montar un negocio

Cada proyecto es único, aunque un negocios tiene mayores probabilidades de éxito si el plan de empresa incluye una serie de costes.

¿Te interesa?

Qonto es la cuenta perfecta para tu negocio.

Abrir cuenta

¿Cuánto cuesta materializar una idea empresarial?

Para empezar, hay que tener en cuenta que los gastos empiezan mucho antes de abrir la oficina. Intentar ahorrar costes al elaborar el estudio previo, por ejemplo, prescindiendo de un servicio de asesoría, puede ser un error. Dedica tiempo y dinero a desarrollar la idea de negocio: ¿qué te diferencia de otras empresas ya existentes?, ¿es este el mejor momento para poner en marcha tu proyecto?, ¿tienes ya una estimación precisa de los costes de explotación?, ¿cuándo vas a empezar a tener ingresos y a cuánto van a ascender?

Gastos de constitución

Además de dar de alta tu empresa en la Seguridad Social, es necesario constituir y registrar el proyecto formalmente. Y tú también debes inscribirte en el censo de empresarios. Todas estas actividades tributan a Hacienda y, por lo tanto, suponen unos gastos.

¿Cuánto se necesita para arrancar?

Según la empresa de consultoría Ad&Law, para constituir una sociedad en España y darla de alta cuesta se precisa un capital de alrededor de 5000 euros. Si bien a esto hay que añadirle el coste que supone la inversión en mercancía, el alquiler y acondicionamiento de un local, así como los costes laborales.

Constituir una sociedad limitada

El tipo de sociedad más sencilla y económica es la sociedad limitada. Para constituir este tipo de sociedad es necesario aportar un capital social de 3000 euros. A esto hay que sumarle el coste de la notaría, los gastos de registro de la sociedad y lo que cuesta legalizar los libros contables. En total, entre 500 y 1000 euros, según la ciudad de España donde se formalicen los trámites. También tendrás que darte de alta como autónomo, lo que conlleva un coste. Además, deberás tener en cuenta el pago de impuestos. Entre los municipales están la licencia de actividad, el IBI, el IAE, el agua o la basura, por ejemplo. Entre los nacionales, la liquidación anual y las del IVA, que son trimestrales, además de las retenciones. Dicho de otra forma, montar una sociedad limitada puede llegar a costar unos 5000 euros.

Hacerse autónomo

Puedes darte de alta como autónomo sin coste alguno, si bien los autónomos tienen que abonar una cuota fija cada mes, que puede ser mayor o menor según la edad del emprendedor. Eso sí, el primer año puedes solicitar una tarifa plana de 50 euros al mes. Por otra parte, tendrás que afrontar el pago del IVA y el IRPF, así como las retenciones aplicadas.

Otras recomendaciones para empezar con buen pie

Al inicio de un negocio, es habitual que los costes de gestión se disparen y los cobros tarden en llegar. Aun así, es importante tener en cuenta que los costes de inversión totales no deben superar en ningún caso la financiación obtenida

Cómo sobrevivir al primer año

Calcula bien qué gastos va a tener la actividad. Además, recuerda que no es necesario recurrir a un banco para financiarse. Un ejemplo; el pago aplazado a los proveedores también puede resultar útil. Además, conviene no deja transcurrir mucho tiempo entre las ventas y los correspondientes cobros. Si es necesario, solicita pagarés a tus clientes.

Los costes fijos

Algunos emprendedores dan una gran importancia a los costes fijos. Sin embargo, aunque es cierto que pueden ser una carga importante, no afectan por igual a todos los negocios. No es lo mismo una actividad que requiere un local céntrico con un alquiler alto que otra que depende de la fluctuación del precio de las materias primas. Además, las empresas con costes fijos altos a menudo obtienen una mejor rentabilidad que las que tienen más costes variables. 

La importancia de hacer simulaciones

Si quieres saber cómo va a ser tu empresa, qué gastos y qué ingresos vas a tener cada mes o cuántos clientes, lo mejor es que hagas algunas simulaciones antes de empezar a montar tu negocio. Para un emprendedor es necesario hacer previsiones ajustadas. Las simulaciones te proporcionarán la seguridad que necesitas. Puedes intentar crear distintas empresas o modelos de negocio, así como escenarios de impagos, retrasos, etc. antes de abrir. De esta forma te harás una idea de cuánto tiempo podrás aguantar en caso de crisis y qué alternativas tienes. Las dos preguntas que conviene hacer cada vez son: “¿mi negocio es viable si…?” y “¿habrá suficiente dinero en mi caja para..?”. çSi las respuestas son afirmativas, se puede abrir con la seguridad de que todo va a salir bien. En caso contrario, habrá que buscar soluciones para evitar perder dinero. 

Emprendedores y prisas, mala combinación

Muchos emprendedores sedan de alta como autónomos por ser el proceso más rápido y para poder empezar a ejercer su actividad cuanto antes. Pero el principio del proyecto no tiene valor, si no se tiene una visión de negocio a largo plazo. Así, para que tu empresa se mantenga activa en el tiempo, antes de ir al banco a solicitar financiación, o antes de buscar una oficina, desarrolla bien tu idea. Lo ideal es establecer cada uno de los costes y buscar la manera de financiarlos.

¿Conoces Qonto?

Qonto es un neobanco para pymes y autónomos. Te ayudamos a crear tu empresa y más adelante a optimizar la gestión de gastos y a simplificar la contabilidad.

Probar Qonto